Nunca me han gustado las despedidas ni los principios, unas por que sabes que por mucho que quieras, las cosas que más te gustan nunca sucederán del mismo modo y otras porque por mucho que pienses como quieres que sucedan las cosas que más te gustan, cuando haces balance te das cuenta de que si se han pasado un 10-15% como querías, ya es bastante o como diría mi madre: “ya puedes darte con un canto en los dientes”

No pienso meterme en porcentajes y especulaciones, porque siempre tienen como fin la realidad y estoy segurísimo de que de esta ultima jamás habrá dos iguales, por muy parecidas que las podamos ver. Pero si me permites un consejo, despréndete de cuando en cuando del móvil y el reloj, vivir pendientes de ellos puede socavar tu creatividad y tu capacidad para apreciar los buenos momentos.

En realidad lo que me gustaría decirte es que espero que día a día seas capaz de encontrar algo que te llene de ilusión, por muy ínfimo que sea, que te haga sentir como si te hubiera tocado el Niño o la Lotería de Navidad sin necesidad de haber comprado un cupón.

Ojalá encuentres un buen trabajo, si aun no lo tienes, y que buen trabajo signifique para ti lo que sea menos la palabra trabajar. Y que trabajando duro te hagas grande, muy grande, más grande que tu metro 65, 70, 75, 80, lo que seas, pero que te miren y te envidien o mejor dicho que te admiren, que no suena tan mal y escrito queda mejor, y que por consiguiente ojalá te salga algún admirador.

furgo
Deseo que cumplas años y te hagas mayor, pero espero que no te hagas viejo, dejes que te sorprendan y te emociones cuando lo hagan, y lo que es mejor te sientas orgulloso de ello, porque significará que siguen sabiendo como hacer que tus emociones sean tan fuertes que no las puedas controlar. No obstante, además de dejarte sorprender, demuestra que tú también puedes y lo sabes hacer, sorprende a quien quieras, pero sorprende todo lo que esté en tu mano, por favor.

Quiero que pierdas muchas cosas, como la noción del tiempo y la cabeza, siempre que sea para conseguir algo que quieres, por alguien que te guste, para mejorar o para soñar. Y que improvises y rompas planes, ojalá improvises como solo tú sabes hacer sin perder las ganas, que tienes que equivocarte muchas veces, pero nunca dejar de intentarlo.

Espero que haya alguien que te espere cuando llegas a casa, que tengas a alguien de quien despedirte siempre y otros muchos a los que visitar, que haya alguien impaciente por recibir un mensaje tuyo cuando aterrizas y alguien que te regañe si se te olvida escribir al despegar, que llames a quien hace tiempo no llamas y que no necesariamente sea por navidad, que vuelvas a casa más a menudo y no dejes mucho tiempo entre visita y visita mucho tiempo pasar.

Ah!, y si piensas más de dos días seguidos en una persona, llámala. 

Definitivamente, ya veremos.

Luc.

cabina