Un año más has llegado Verano y aquí estamos todos en fila y expectantes para que nos enseñes que nos has preparado, que esperamos que sea mucho, tanto que no podamos compararlo con el verano pasado, que ya sabemos que eso de comparar veranos no es recomendable porque dentro de nosotros hay un verano, un verano invencible, del que todos hablamos como el mejor y que por mucho que hayamos prometido que el próximo sería aún mejor, ese verano jamás se ha vuelto ni volverá a repetir.

Verano, suena a tardes interminables en la playa hablando de miles de anécdotas que aunque ya se hayan contado, en la playa suenan siempre mejor, mientras el sol va cayendo y nos vamos dando cuenta de que nos hemos quemado. Suena a comer en casa con los pies y las piernas llenas de arena por apurar hasta el último minuto pensando “con salir 5 minutos antes llego” y es que Julio y Agosto también son capaces de dilatar el tiempo, tanto que por un momento todos somos capaces de pensar que nunca acabará.

El verano, esta hecho para trasnochar, salir de noche a eso de las 23:30 o 00:00 y llegar de día. Porque si no aguantas hasta el final sabes que algo te pierdes SIEMPRE y si puedes con algún que otro “after”, te garantizo que ni en invierno, ni en otoño, ni en primavera lo vas a olvidar, ni de esa maldita canción que una vez que has escuchado 3 veces seguidas y has visto a todo el mundo bailar, sabes que o te unes a ellos o mueres en el intento de resistirte y que a la 4 tu también la vas a cantar.

Julio, tiene ese principio del verano al que le cuesta arrancar pero que cuando te das cuenta no es que haya arrancado, es que la mitad del mes ya ha pasado y tu aún no estas disfrutando de verdad. Nos hace vivir rápido y a un ritmo frenético hasta que llega Agosto y su cuenta atrás, y no buscamos el día en el que estamos sino cuantos días más vamos a estar.

Julio y Agosto, son de terrazas, de atardeceres, de mojitos en la playa, de Coca Colas bien frías, de barco, de trasnochar, de bailar, de no olvidar, son verano, son alegría y felicidad, son para pasar poco tiempo en casa y uno nos hace querer ir hacia delante y otro hacia atrás.

Y como se que también lo estáis pensando, el verano en su conjunto suena a amor, cariño, roce, relación y un largo etcétera de palabras que vosotros, expertos, podríais calificar en función de vuestra situación o condición.

Dicen que los amores de verano son los mejores pero yo no me voy a meter mucho en este tema y os lo voy a dejar a vosotros mismos para que lo descubráis y si queréis me lo contáis.

Todos los veranos tienen una historia y cualquiera sirve para un apaño de julio y Agosto , la pregunta es:

¿Seguirá en Septiembre?

Luc.

beach