Si te digo la verdad, al principio y en principio te toparás con mis 5 ideas fundamentales, que serán las ideas más confusas, ambiguas y desconfiadas con las que jamás te hayas topado y probablemente con las que jamás te hayas encontrado. Por eso, te mirare poco. Incluso puede que demasiado poco, tan poco que puede que creas que no me interesas en absoluto. Perdóname, pero no pretendo que creas que eres el centro de mis miradas y mi atención, pero tampoco que creas que te ignoro o te esquivo, sin tener el más mínimo interés. Por todo esto y más, haznos un favor a los dos, para ahorrarnos alguna que otra bronca o desacuerdo, no esperes que te mire siempre ¿vale?.
Aunque sepas después de leer esto, que de cuando en cuando me permitiré correr el riesgo de hacerlo y de que puedas cogerme haciéndolo. Aunque también tengo que decirte, que distinto a todo esto es que después de mirar algo por ahí, mis miradas vayan a parar a ti de rebote o por casualidad también puede ser que no estés mirándome en ese momento y pueda observarte lo que quiera, como quiera y para lo que quiera; Bonita casualidad.

Al principio no tendré en cuenta las cosas prohibidas, es más aprovecho para decirte también, que usare las cosas que mas te molesten para hacerte rabiar una y otra vez, sin ánimo de lucro y con el único objetivo de ver tu cara y tu reacción. Te lo advierto, me gustará tanto que lo haré una y otra vez. Por cierto, descuida que para cuando te des cuenta de ello no podrás hacer absolutamente “Nahde´Nah” porque ya tendré algo nuevo con lo que hacerte rabiar, lo siento. Me encantará y hay que joderse.

El apartado de las conversaciones, es muy sencillo de entender. Desviare tantas como quiera y pueda, te pongo sobre aviso de que los verbos querer y poder se me dan bastante bien, y si no me inventare la salida para no contestarte lo que quieras saber en ese momento. Pero descuida, que cuándo YO quiera que sepas cosas haré que preguntes. Que más da ahora que luego, de todas formas no sabes la respuesta y mírate aquí estás, seguro que puedes aguantar un poco más. Animó.

Muchas de mis contestaciones, por no decir la mayoría, pasaran por mis cuatro puntos cardinales de la desorientación. Que para que te orientes un poco son: “Depende” “Ya Veremos” “Bueno” y “Quizás”, la ubicación estratégica de estos te la dejo a ti, sino ya no sería desorientación, porque como bien puedes descifrar te estaría orientando demasiado y antes de que me pidas una pista, permíteme contestarte, que YA VEREMOS si algún día decido yo orientarte del todo o no.

Nunca me han gustado los NO y siguen y seguirán sin hacerlo, pero es demasiado pronto para decirte a todo que sí. Entiéndeme, no quiero mal acostumbrarte y mira que me encantaría, pero aun NO. Aunque me muera de ganas, mariposas, hormigas, pájaros, perros, leones, elefantes o cualquier animal que se te ocurra con el que podamos simbolizar lo que te digo, aguantaré.

El resto ya lo sabrás.

Luc Captura de pantalla 2014-03-11 a la(s) 01.48.40