El diccionario de la Real Academia de la lengua Española define la palabra INSEGURIDAD como la falta de seguridad, tampoco se han comido mucho la cabeza a mí parecer. Pero afirma que este concepto deriva del latín SECURITAS que hace referencia a aquello que esta exento de peligro, daño o riesgo o que es cierto, firme e indubitable.

¿Qué fue de vosotras y el latín?

Os hago la pregunta porque sabemos, que cada vez que tenéis que pintaros las uñas, dudáis entre el rojo de vuestros labios y el negro de nuestros coches, si hacéroslas a la francesa como la tortilla o naturales como nosotros. No vaya a ser que una mala decisión desencadene algún tipo de espiral de adjetivos calificativos de boca del senado de mujeres, con ánimo de criticar, con el que os encontráis cada noche, para que me entendáis no vaya ser que os llamen putas, góticas, horteras o descuidadas. Y digo mujeres, porque nosotros de eso no entendemos y a estas alturas de la vida aun nos preguntaríamos, cómo colorear la cara a alguien cuando en la caja de lápices no viene el color carne.

También sabemos que os encanta el Invierno por la facilidad que os otorga a la hora de elegir pantalones. Y lo mucho que le agradecéis, que no os ponga cada día en la tremenda tesitura a la que os someten el Verano y la Primavera, haciéndoos dudar de la longitud de vuestras piernas y su delgadez. 

Nos hacen muchísima gracia las dudas que os genera el pelo, que si recogido, que si suelto, que si rizado, que si liso, que si una coleta, que si un moño, que si las puntas abiertas, que si esta muy apagado. Creo firmemente, que el pelo es el elemento más complejo de cuidar que existe en el universo y para que os liberéis un poco, os voy a confesar que a nosotros cómo más nos gusta desde chicos y cómo más nos sigue gustando es DE PUNTA, hacia ARRIBA o informal. Así que a menos que lo tengáis bien cortito, estáis jodidas. No nos gusta tanto vuestro pelo por cómo es o cómo está, cómo por cómo os hace estar.

Y aun no os he hablado de vuestro peor enemigo, el maquillaje. Que aunque os de pereza aplicaros todas esas capas de productos , os los ponéis y nos hacéis esperar, y seguís pensando que sois feas y que eso maquillará la realidad. Y es que os han hecho creer a ti y a todas vosotras que estáis mas guapas con pringues y mejunjes, y no es así. No me juzguéis, pero esto es casi una mentira ,porque cuanto mas os maquilláis mas nos mentís.

De modo que si eres de estas, ya sabes. Como dice un buen amigo mío procura haberte ido de la discoteca antes de que enciendan las luces, no vaya a ser que te pillen la mentira de verdad. Y si no lo haces, es que no piensas que eres tan fea en realidad. GRACIAS

Y por cierto, un pequeño secreto. La mayoría no nos damos cuenta cuando os maquilláis y aprendemos lo que significa que se os corra el rimel al cabo de bastante tiempo, mientras tanto simplemente pensamos mal y nos preguntamos ¿qué coño es el rimel? Eso si, cuando lo aprendemos, cada vez que lo vemos os lo repetimos sin parar.

“Se te ha corrido el rimel” 

Espero que después de leer todo esto no estés pensando en pintarte los ojos como un mapache o un pirata y los labios a lo Marilyn Monroe, hace un tiempo quizás se llevara, pero ahora no. Aunque en alguna que otra ocasión no os quede de más.

Imagen

Personalmente y creo que este personalmente habla por todo el genero masculino habido y por haber. La duda del escote NOS GUSTA. ¿insinuaré mucho? ¿se me marcará algo? ¿gustará? ¿tendré frío? ¿me mirará? ¿acabará conmigo la noche? Y las mil y una preguntas que os podéis formular con el fin de tapar o no tapar.
¿Os cuento un secreto? si queréis follar, no se trata de cómo os vistáis y si más bien en cómo os desvistas. Eso sí, también nos gusta que os guste insinuar, así que dejad éste absurdo complejo ya, os lo pedimos por favor.

Si sabéis que os encanta plantaros en la universidad con una de nuestras sudaderas, una de esas que os permita agarrar por dentro las mangas y no dejar escapar ni una gota de calor, ¿por qué no lo hacéis? Si después de todo, ya sabéis de sobra donde están. Ah! Y para que no dudéis más al respecto sobre si estáis sexys o no, tenemos unanimidad y mayoría absoluta en cuanto al pensamiento de que como mas SEXYS estáis es con una camisa de hombre, así que si queréis que lleguemos tarde algún día al trabajo, también sabéis de sobra donde están, por cierto con las mangas remangadas y un par de botones abiertos, mucho mejor.

De los tacones mejor ni hablo, porque por mucho que busco no encuentro ningún decreto de ley que se los imponga a nuestra sociedad, postureo y dolor de pies mas bien, pero si os te gustan adelante, en la cama también os los tendréis que quitar.

El tema de la comida y los nervios es algo que no podía faltar, explicarnos una cosa ¿quien os ha dicho que coméis mal? Y por cierto mientras os preguntáis si habréis dicho alguna tontería, si estará el tenedor muy lleno y se derramara, si nos lo estaremos pasando bien, si os tomáis otra cerveza o no, si estáis comiendo demasiado rápido y si o pides un postre que vamos pensar, la respuesta es nada. Nos limitamos a miraros, disfrutar y saborear.

Para nosotros inseguridad es no saber que queréis desayunar, o no saber si dejaros en la puerta de vuestra casa un globo para llevar o un caballo que podáis montar. Acertar en la talla de la chaqueta que nos gusta para vosotras y no saber que cara pondréis cuando la veáis por primera vez. Qué regalaros por vuestro cumpleaños y conseguir que sea el regalo más especial de todos los que os dan, sin superar al de vuestros padres que jamás tendrá rival.

Y otras cosas que por respeto a mis compañeros y hermanos, y por guardarnos el secreto, hoy no os voy a contar.

Luc.

Imagen